facebooktwitterpinterestlinkedinfacebooktwitterpinterestlinkedin

El último escándalo alimentario en Europa, la contaminación por dioxinas que llevó a cerrar preventivamente 4.700 granjas de pollos alemanas al entrar grasas no comestibles en la cadena de fabricación de piensos, hubiera podido evitarse.

Al igual que el mal de las vacas locas esta nueva y gravísima amenaza para la salud humana (las dioxinas son cancerígenas) viene dada por las malas prácticas y la falta de control de la industria alimentaria convencional, y nunca se hubiera dado si se hubieran seguido los métodos de producción ecológica. Esto es así porque en producción ecológica se controla que todos los eslabones de la cadena sean a su vez de producción ecológica certificada. Si los pollos y gallinas ecológicos se alimentan con pienso, éste es exclusivamente ecológico y está elaborado exclusivamente con vegetales ecológicos y nunca con aceites animales ni productos químicos. Recuerda que la matrícula de los huevos ecológicos empieza siempre por 0, un 1 para los huevos de campo, un 2 para los huevos de suelo y un 3 para los huevos de jaula.

facebooktwitterpinterestlinkedinfacebooktwitterpinterestlinkedin