Pan de verdad

Publicado el 6/11/11

En Veritas elaboramos una gran variedad de panes con harinas, cereales y otros ingredientes ecológicos y podemos afirmar que nuestro pan es un pan de verdad, un pan como los que se hacían antes.

El pan ecológico que elaboramos cada día en nuestro obrador tiene todas las características de un pan perfecto y siempre es garantía de salud.

Además ofrecemos una amplia variedad de sabores y formatos: panes redondos, baguettes, de olivas, de pasas, de avellanas…

En nuestro pan todos los ingredientes provienen de la agricultura ecológica, sin pesticidas ni abonos químicos, lo que favorece nuestra salud y la del planeta.

Siempre trabajamos con masa cruda, masa que no se congela y que llega a nuestros hornos cada mañana después de que haya fermentado durante horas en nuestro obrador. El secreto del éxito del pan está en la masa y nuestra levadura madre es la responsable del placer que nuestros panes aportan al paladar.

La levadura madre se consigue usando un trozo de masa de la hornada anterior a la que se le añade harina y agua para acabar de hacer una nueva masa. Esta levadura hará dos fermentaciones, la primera alcohólica para elevar el pan, y la segunda láctea responsable del sabor y de que el pan se conserve más días (el pan de Veritas dura en perfecto estado una semana). Estos procesos requieren un mayor trabajo manual, una mayor habilidad y más tiempo de elaboración pero el resultado es un pan mejor, más saludable, más duradero… un pan artesanal y de verdad.

Aparte de la levadura, los cereales usados son importantes ya que aportan una gran variedad de nutrientes. El trigo se usa en el pan de baguette, el pan a peso (sin harina clorada ni mejorada con componentes químicos) y el pan integral auténtico (nunca usando harinas refinadas a las que los panaderos convencionales suelen poner salvado). Pero tenemos muchas otras variedades con otros cereales: espelta (con unas caraterísticas nutricionales que superan al trigo tradicional), centeno (muy remineralizante), kamut (extra nutritivo)…

Y a partir de ahora tenemos una nueva variedad que se añade al ya amplio surtido de panes: el pan elaborado con harina de semilla de uva.

La harina de uva se obtiene de la piel y las semillas, no usadas en el proceso de elaboración del aceite y que, según se ha comprovado en diferentes estudios, contienen más principios activos (substancias hepatoprotectoras) y antioxidantes que la pulpa. La harina que se obtiene, después de moler, es una harina con un alto contenido en fibra dietética, proteinas, Vitamina C, vitamina B3 y polifenoles.

Esta harina aporta al pan un sabor único y exquisito, un color rojo oscuro que lo hace muy particular y exclusivo, unos antioxidantes que favorecen la renovación de los tejidos y una baja aportación de calorías que lo convierten en una joya de la alimentación sana y natural.

¡Estamos orgullosos de ofreceros el mejor pan posible y el más variado!

Clasificado en Alimentación.